Pulir una espada japonesa

Pulir una espada japonesa es crucial para resaltar las características que muchos entusiastas de las espadas buscan en todo el mundo. Los Nihonto tradicionales (espadas japonesas) como el katana, el tachi y el wakizashi lucen más formidables y elegantes, con sus hojas brillando cuando la luz incide sobre ellas.

A diferencia de pulir hojas convencionales como cuchillos, el pulido de espadas japonesas es un arte. Los expertos dicen que transformar una hoja recién forjada en una obra maestra lleva más tiempo que formar la espada.

Pero ¿por qué deberías pulir una espada japonesa? ¿Quién es responsable de pulir estas hojas? ¿Existen tipos y etapas de pulido de estas armas con filo? ¿Ha cambiado el proceso a lo largo de los años? No te preocupes más por estos enigmas. Respondemos estas preguntas en este post.

¿Por qué pulir una espada japonesa?

Las espadas japonesas son algunas de las hojas más hermosas en todo el mundo. También son cultural e históricamente significativas. Aunque estas armas pueden parecer impecables en sus expositores, los Nihontos tienen detalles artísticos únicos que las distinguen de las hojas no japonesas.

El pulido de estas espadas permite que sus características características brillen. Por ejemplo, los entusiastas de las espadas pueden maravillarse con el patrón único de la línea de templado (hamon), el estilo de grano débil pero distintivo (jihada) y la superficie brillante de acero tamahagane (jigane).

Estas características no serán visibles sin pulir, y el mundo no apreciará la espada japonesa como una obra de arte.

Además, el pulido permite a los expertos evaluar y evaluar la espada. También ayuda a facilitar la identificación del espadero o la tradición de la fabricación de espadas.

Pulir una espada japonesa también mejora su efectividad letal e incomparable funcionalidad. Después de todo, un samurái es tan formidable como sus espadas. El pulido asegura que el borde principal de la hoja (ha) pueda cortar a través del más grueso tatami y derribar a un oponente masivo con solo unos pocos golpes.

¿Cómo pulir un katana?

¿Quién puede pulir una espada japonesa?

Aunque la gente común puede pulir un cuchillo de cocina, solo un pulidor experto puede obtener el título de Togishi o pulidor de espadas japonesas. Esta persona es diferente del espadero (katana-kaji).

Crear una espada japonesa requiere semanas a meses de procesamiento de hierros y (satetsu) y forjar acero tamahagane en una forma de espada. Solo entonces los espaderos pueden pasar sus creaciones a un Togishi para pulir, refinar y afilar.

pulir un katana

Un Togishi no es una tarea fácil. Los aspirantes a pulidores de espadas japonesas deben ser aprendices durante diez años. También deben pasar una certificación y licencia de la Sociedad para la Preservación de la Espada de Arte Japonés (Nihon Bijitsu Token Hozon Kyokai).

Aunque un no japonés (gajin) puede aprender de maestros japoneses, el camino hacia un Togishi completo es desafiante. Las barreras del idioma y las diferencias culturales son algunas barreras que muchos gajins deben superar.

Etapas del pulido de una espada japonesa

Pulir una espada japonesa ocurre en dos etapas y puede ser tan complejo pero más extenso que la forja de la hoja. Cada fase requiere piedras de pulido con diferentes finuras o asperezas para resaltar los atributos únicos de la espada.

cómo pulir un katana

Un pulidor de espadas japonesas en acción por Tamahagane Arts en YouTube.

Pulido de base: ShitajiTogi

Un katana-kaji entrega una espada japonesa recién forjada a un togishi para la primera etapa de pulido. El maestro pulidor de espadas establece la geometría o forma de la hoja, enfocándose en la rectitud. Los togishis son responsables de corregir cualquier imperfección del proceso de forjado de la espada.

Se puede considerar este paso como un puente entre la forja de espadas y el pulido final. Permite al togishi eliminar imperfecciones, enderezar la hoja y reparar secciones dañadas. A veces, el togishi remodela la hoja para que se ajuste a los estándares de la espada.

El togishi utiliza varias piedras de pulido para lograr los resultados deseados. Estos pulidores incluyen el uchigumori-jito, arato, kasei, uchigomori-hato, kongoto, koma-nagura, binsui, chu-nagura y suita.

Para espadas japonesas con surcos (hi) o ranuras longitudinales en la hoja, el togishi utiliza una aguja de bruñir migaki-bo para hacer la superficie dentada lo más suave posible.

Pulido final: ShiageTogi

Después de la primera etapa viene un trabajo aún más complejo, que exige un ojo agudo para el detalle y manos firmes para asegurar una espada de aspecto fino lista para el exhibición.

Shiagetogi se enfoca en asegurar que la hoja tenga un acabado similar a un espejo, permitiendo que sus características únicas brillen. Incluye refinar la punta afilada de la hoja (kissaki), asegurando que la espada sea tan mortal como hermosa.

Esta etapa de pulido de espadas requiere piedras más pequeñas, típicamente cortadas en forma de oblea. Además, el togishi asegura la hoja en una plataforma y mueve las piedras de pulido sobre la superficie de la hoja. Trabajan pulgada por pulgada, sección por sección, para lograr los mejores resultados.

pulir una espada japonesa

Cómo los Togishi tradicionales pulen espadas japonesas

Transformar una hoja japonesa opaca y áspera en un arma brillante requiere atención meticulosa al detalle y años de entrenamiento extenuante. Es por eso que los entusiastas de las espadas de todo el mundo veneran a los togishi tradicionales. ¿Pero cómo convierten estos maestros pulidores de espadas una espada de aspecto común en una obra de arte?

Pulido de Hazuya

Justo después del pulido de base shitajitogi o, el togishi agarra una piedra de pulido hazuya y asegura la espada en una plataforma. Mueven el hazuya sobre la hoja para eliminar imperfecciones, arañazos y otras imperfecciones superficiales.

El pulido de hazuya se enfoca en el borde afilado de la espada japonesa (ha) y la línea de temple (hamon). El togishi tiene cuidado de no pulir el kissaki o la punta de la hoja porque esta sección requiere una piedra de pulido diferente.

cómo pulir una espada katana

Pulido de hazuya por Ryan Sword en YouTube.

Jizuya pulido

El togishi se enfoca en el patrón de grano de la hoja (jihada) para permitir que se destaque. Los pulidores maestros usan una piedra jizuya para este paso, dando a la hoja su característico tono oscuro. Es el atributo perfecto para mantener el sigilo entre la poderosa clase Samurai.

Aplicación de Nugui

Este paso requiere que el togishi combine aceite de clavo y óxido de hierro para crear una solución nugui. Es una mezcla química que le da a la hoja un acabado oscuro y no reflectante.

El togishi tiene cuidado de no aplicar demasiado nugui en la superficie de la hoja. Hacerlo puede oscurecer la espada y arruinar meses de trabajo duro. Desafortunadamente, solo con años de experiencia el togishi sabrá cuánto nugui es suficiente para resaltar los detalles intrincados de la espada, como el jihada.

Acabado de hamon

El hamon o línea de temple es una de las características más distintivas de las espadas japonesas, especialmente el katana. Existen dos escuelas de pensamiento o estilos con respecto al blanqueo o acabado del hamon.

Sashikominugui

Este estilo de acabado de hamon sigue naturalmente la aplicación de nugui después del pulido de hazuya y jizuya. El togishi usa magnetita (tsushima) para pulir la superficie, aclarando el hamon mientras oscurece las áreas circundantes.

Es la técnica perfecta para espadas con jihada y hamon bien definidos, preservando la belleza natural de estos detalles intrincados. Desafortunadamente, sashikominugui es un arte en decadencia, con solo unos pocos togishi que aún practican este método.

pulir una espada japonesa

Texto alternativo: Imagen de una espada japonesa con el distintivo hamon por David Hofhine en Flicker.

Hadori

Cada vez más togishi están abandonando el estilo sashikomi por el método de acabado de hamon más moderno conocido como hadori. Esta técnica de la era post-Meiji es popular por su capacidad para hacer que el hamon sea brillante y altamente visible.

El estilo produce una espada con una columna vertebral oscura característica y un borde líder más claro, dándole a la hoja un atractivo visual impecable. Requiere una coordinación excepcional ojo-mano para seguir los límites del hamon (nioguchi y habuchi). De lo contrario, la belleza natural del hamon y jihada no brillará.

Pulido de kissaki

La punta de la espada (kissaki) es la penúltima sección de la espada que merece la atención de un togishi. Requiere dos procesos para resaltar los atributos únicos del kissaki.

Primero, el togishi pule la línea de yokote que se extiende desde el nagasa hasta la punta del kissaki. Los expertos llaman a este proceso sujikiri. Solo entonces el togishi puede concentrarse en el área de la punta del kissaki, utilizando la técnica narume.

Pulido de nagasa

Este último paso proporciona un acabado similar a un espejo a la espada japonesa. Requiere el pulido (migaki) de la superficie de la hoja (nagasa) utilizando una espátula de pulido (migaki-bera) y una aguja de bruñir de acero endurecido (migaki-bo).

El togishi se enfoca en la parte posterior de la hoja (mune) y la sección sobre la cresta de la hoja (shinogi-ji).

pulir una espada katana japonesa

Los pulidores de espadas japonesas en el Santuario Atsuta en Nagoya por Greenmantis en YouTube.

Los pulidores expertos de espadas japonesas (togishi) pueden tardar semanas en pulir, refinar y terminar una sola espada. Y es por eso que estos artesanos requieren una extensa formación y meticulosa certificación. Después de todo, los Nihontos son obras de arte naturales y un símbolo de orgullo nacional.

Pulido de espadas japonesas a lo largo de los siglos

Hubo un tiempo en que los espaderos pulían sus creaciones. Con el tiempo, la demanda de espadas requirió habilidades especializadas, lo que demandó a otros artesanos continuar con el pulido y refinamiento de las espadas.

Periodo Kamakura

Los primeros pulidores de espadas, distintos de los espaderos, comenzaron a aparecer entre 1192 y 1333. Estos pulidores eran hábiles en sus habilidades y podían revelar los detalles artísticos de una hoja. Esto permitió a los maestros espaderos concentrarse en la creación de espadas, dejando las aplicaciones finales al togishi.

Periodo Muromachi

Para el siglo XIV, una nueva clase de expertos en espadas entró en escena. Los evaluadores de espadas comenzaron a evaluar las espadas japonesas por su función y cualidades estéticas. Este movimiento llevó a los togishi a mejorar su oficio, produciendo nuevas técnicas de pulido y acabado de espadas.

Periodo Edo

De 1603 a 1867, el Shogunato y sus numerosos Daimyos requerían espadas japonesas más funcionales y artísticas. Estas armas bladed se convirtieron en símbolos de poder, artesanía refinada y prestigio. Como uno puede esperar, los togishi tuvieron que mejorar su juego.

pulir espadas japonesas

Texto alternativo: Una espada japonesa del período Edo con un acabado pulido.

Período moderno

En el siglo XIX, la restauración Meiji condujo a la abolición del sistema feudal y al declive de la clase samurái. Las espadas japonesas ya no eran armas comunes, pero seguían siendo símbolos de estatus.

Con el tiempo, la demanda de togishi disminuyó. La Segunda Guerra Mundial y la ocupación estadounidense pusieron fin a la producción de espadas. Pero con el resurgimiento del interés en la tradición y la cultura japonesas, el arte del pulido de espadas resurgió.

Hoy, los togishi todavía usan las técnicas y herramientas de sus predecesores, preservando un arte que ha sido vital para la historia japonesa y su identidad.

Conclusión

El pulido de espadas japonesas es un arte antiguo que ha sido fundamental para la identidad y la cultura japonesas. Aunque el proceso ha cambiado a lo largo de los siglos, el compromiso con la perfección y la belleza ha permanecido constante.

Los togishi modernos continúan el legado de sus predecesores, transformando hojas opacas en obras maestras brillantes. Su trabajo no solo resalta la belleza de las espadas japonesas, sino que también mantiene viva una tradición que ha resistido la prueba del tiempo.

Si alguna vez tienes la oportunidad de ver una espada japonesa pulida, tómala. Estás viendo no solo una obra de arte, sino también un testimonio de la habilidad y el compromiso de los maestros artesanos japoneses.

Nuestras Katanas

Voir Tout
Katana Fuyu 冬
Katana Fuyu 冬
Precio de ventaDesde €200,00
Katana Kamon 家紋
Katana Kamon 家紋
Precio de ventaDesde €270,00
Tanto Ryūjin 龍神
Tanto Ryūjin 龍神
Precio de ventaDesde €240,00
Katana Dairiseki 大理石
Katana Dairiseki 大理石
Precio de ventaDesde €240,00
Katana Jin 寺院
Katana Jin 寺院
Precio de ventaDesde €250,00
Katana Midori no yoru 緑の夜
Katana Midori no yoru 緑の夜
Precio de ventaDesde €320,00
KATANA HEBI ヘビ
KATANA HEBI ヘビ
Precio de ventaDesde €460,00
Katana Igen 威厳
Katana Igen 威厳
Precio de ventaDesde €650,00
Katana Sakana 魚
Katana Sakana 魚
Precio de ventaDesde €700,00
Katana Ōchō 王朝
Katana Ōchō 王朝
Precio de ventaDesde €320,00
Apoyo Katana
Apoyo Katana
Precio de ventaDesde €12,90
Katana Geisha 芸者
Katana Geisha 芸者
Precio de ventaDesde €420,00